AGRADECIMIENTOS

Desde que aquella versión 1.0 del “RUI” compuesta por tan sólo 4.500 entradas apareciera por primera vez en la web de Gunkan a mediados del año 2000, han sido innumerables las aportaciones que especialistas de todas las ramas del saber nos han ido enviando de modo desinteresado para poder ir construyendo la realidad que es hoy este diccionario. Pido disculpas por no poder nombrarlos a todos, pues acabaríamos haciendo interminable este apartado, pero mi primer agradecimiento se dirige, desde luego, a todos ellos.

Especial mención merecen Juan José “yukue-fumei” Ferres, promotor inicial de la idea, especialista en informática y autor de las primeras versiones online que se ubicaron en su desaparecida web de Gunkan; Jesús “ikemen” Espí, que nos abrumó con sus más de mil entradas sobre términos de química, además de con muchas otras sobre astronomía, paleontología, física y demás; Juan José Carmona, de la Universidad de Medellín (Colombia), que hizo lo propio enviándonos más de mil términos sobre botánica y biología; Miguel “chohatsu” Ayala, de la Universidad de Estudios Extranjeros de Nagasaki, que aportó más de quinientas palabras sobre geología; David “arumazan-ga-koronda” Almazán, del Departamento de Arte Japonés de la Universidad de Zaragoza, que nos ilustró con sus términos sobre arte, japonismo y otros; Félix Elipe, que se ha encargado de programarlo todo e incluso de hacer que funcione; y los miembros de la Asociación Cultural Aragón-Japón (Kumiko Fujimura, Luis Iribarren, Javier Del Val, Sachiyo Azuma, Elena Barlés, Irene Vericad, etc.) todos ellos asiduos colaboradores y fervientes impulsores de este proyecto.

A todos, muchísimas gracias.


Francisco Barberán.
Coordinador de todo este niponizante embrollo.